Danza Oriental para embarazadas, por Helena Rull, mama impartiendo clases a embarazadas desde hace más de 10 años.. 

 

 Las que somos mamás y/o estamos esperando serlo comenzamos a tener conciencia de los cambios que estamos viviendo y la importancia del ejercicio dentro de esta etapa . La actividad física, despues de las 12 semanas comienzan a plantearse en nuestras cabezas. Una de las prácticas más recomendadas es  la danza oriental, ya que es un ejercicio que estimula al bebé, mientras nosotras, además, consegimos combatir sintomas como  la fatiga, el insomnio, el estrés, el dolor lumbar, acidez estomacal...

   Además podemos encontrar beneficios como la mejora de la circulación, la tensión arterial y protege frente la diabetes gestacional.  

 

Beneficios de la práctica de la Danza Oriental:
 
  • Tonifica la musculatura, especialmente la abdominal, pelviana y lumbar, para evitar las sobrecargas musculares debidas al cambio de posición de la pelvis y la columna vertebral por la presencia del feto en el abdomen.

  • Mejora el bienestar tanto físico como mental de la madre, liberando tensiones psíquicas.

Estimula la circulación sanguínea.Mejora la capacidad respiratoria y ventilatoria.

  • Ayuda a corregir la postura y el reparto de peso.

  • Después del parto, facilita que el cuerpo recupere la forma. (Fundación del corazón)

 

Recomendaciones generales:
 

   -Se recomienda comenzar la danza oriental en la semana 12, siempre bajo la autorización del ginecolog@.  No está permitido el ejercicio físico cuando la mamá en algunas ocasiones que te explicará tu ginecologo (Hematoma por implantación, placenta previa...)

Antes de comenzar a bailar es necesario que tu ginecóloco te haga una ecografía a través de la cual te de via libre para bailar.

   - Nuestra danza es un ejercicio suave que no superaremos la frecuencia cardiaca máxima (mantnedremos menos de 140 latidos por minuto). Además lo haremos de manera regular cada semana para conseguir nuestros objetivos.

   - Realizaremos un calentamiento previo y un enfriamiento al final de la clase.

 

Recomendaciones generales:
  Utilizar ropa apropiada

   Bailar en un entorno adecuado,  bailar sobre superficies adecuadas que no resbalen (aquellas que reducen el impacto de la pisada: tarima flotante o suelos de madera).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imparte Helena Rull, Profesora de Danza Oriental hace más de 10 años a mamás. 

Las clases consisten en pasos suaves ondulantes al ritmo de coreografias.

Se incluyen tablas de estiramientos y relajación beneficiosos para ti y tu bebe.